Un libro que va más allá del liderazgo


Acabo de terminar de leer un libro que podría recomendar a quienes se sienten abrumados con las distracciones de la vida que les impiden avanzar en sus proyectos y propósitos personales.

El título es “Como liderar en un mundo de distracción”, y su autor Clay Scroggins advierte desde las primeras páginas que no se trata de un libro de liderazgo como otros tantos que muchos de nosotros ya hemos leído. No te hablará de las características de un buen líder ni de principios de liderazgo que ya todos conocemos. Se trata de un asunto que está detrás, ese ruido, o esas distracciones que hoy en día nos apartan de las cosas más importantes y nos impiden convertirnos en alguien mejor. En lo personal creo que no necesariamente tenemos que ser líderes para que las enseñanzas de este libro se apliquen a cualquiera porque al final somos los que lideramos nuestra propia vida y como quiera influimos en aquellos que tenemos cerca.

Este libro me pareció llegar justo cuando necesitaba leer algo así. La verdad es que desde que comenzó esta cuarentena interminable me volqué a estudiar temas pendientes, y no estoy bromeando, ya tengo unos cuantos certificados de cursos completados solo durante estos meses. Pero al estar tanto tiempo delante de la pantalla, y tan cerca de todo dispositivo electrónico, he podido constatar con cuanta frecuencia me distraigo de lo que quiero hacer. 

Me distraen algunas historias que publican las personas que sigo en Instagram, los continuos anuncios de vendedores que debido a ciertos “seguimientos” de Facebook y de Google saben todo lo que me pudiera interesar. Me distraen hasta los mismos maestros de los cursos que recibo que te dicen que los sigas también por aquí o por allá y que aún te falta saber tal cosa que no conocerás si no le compras otro curso. Me distrae el sonido que hace mi computadora cuando me llega un nuevo correo electrónico, a la vez que estoy viendo la misma notificación en el teléfono. Y sí… ya se que podemos apagar las notificaciones del teléfono, y que hay opciones para regular el tiempo que quieres estar en tus aplicaciones, pero por alguna razón no lo hice. Lo peor es que también me di cuenta que aun el propio estudio de los cursos que paso se me ha estado convirtiendo en una distracción que si no estoy atenta me puede robar el tiempo que le pertenece a otras cosas más importantes. 

Según el autor de “Como liderar en un mundo de distracción”, una vida de distracciones es una vida superficial que nos impide detenernos a escuchar lo que sucede en nuestro interior. Lo que pasa es -y esto lo añado yo- que a veces escuchamos demasiado las voces de otros. Scroggins menciona tres ejes de la distracción y uno de ellos (por mencionar solo uno) es el buscar la “apariencia del éxito”. No dice que sea malo ser exitoso en algo, sino el querer aparentar ser una persona exitosa, lo cual te desgastará y te robará tu tiempo para después descubrir ante tus propios ojos como se esfuma ese éxito falso. Hace referencia a Jesús cuando le advierte a los líderes religiosos de la época sobre los peligros de enfocarse demasiado en lo exterior. En este punto el autor nos exhorta a no enfocarnos tanto en los resultados externos pasando por alto el trabajo interno que exige la salud emocional.  

Entre otras cosas, este libro ayuda a simplificar la vida para obtener mayor claridad y saber mejor hacia donde se va. Me encantó un concepto que yo no conocía, el del “ruido blanco”, pero no digo más, por si alguien se interesa en leer el libro. Solo concluyo diciéndoles que no es un libro en contra de las redes sociales -por si lo están pensando- ni un manual para saber cuanto tiempo debemos pasar en ellas. A fin de cuentas estar comunicados con nuestra gente no es malo, ni obtener informaciones valiosas tampoco. Lo que si nos incita este libro es a entender que el ruido, venga de las redes o de otros lugares, nos está bombardeando continuamente y que ante esto debemos darnos un respiro para encontrarnos con nosotros mismos y aprender a pensar y no precisamente por las voces de otros. Y por si fuera poco nos regalará cuatro hábitos sencillos que podemos desarrollar para disminuir el ruido.


Para los interesados en el libro aqui les dejo el Link en Amazon


Recuerda que en el Menú Blog puedes encontrar mis historias personales y en el Menú Artículos otros escritos de temas variados como este.

Suscríbete al final de la página, si estás interesado en recibir por email nuevas entradas.

Comentarios
* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.